Muchas veces hemos sido testigos de accidentes y nunca nos preguntamos cómo habría que actuar si presenciamos uno en primera persona o si estamos implicados.

Antes de nada, lo primero que hay que hacer es mantener la calma, tener precaución y aplicar técnicas de primeros auxilios hasta que llegue la atención medica profesional.

Pese a que todos deberíamos conocer las técnicas de primeros auxilios, la mayor parte de la población no disponen de esos conocimientos o, debido a los nervios de la situación, no son capaces de aplicarlas. Para ello, hay un sistema muy sencillo de fácil aplicación llamado PAS: Proteger, Avisar, Socorrer.

Clinica IMIF

PAS

– Proteger: lo primero en estos casos es asegurarse de que tanto nosotros mismos como el resto de personas involucradas en el accidente estemos fuera de peligro y no hay más riesgos añadidos. Hay que tener en cuenta que si nos saltamos este paso, puede ser que provoquemos nuevos accidentes. Indispensable los triángulos de emergencia 🚨 y el chaleco reflectaste.

– Avisar: hay que avisar a los servicios de emergencia lo más rápido posible y seguir después todas las indicaciones que nos exijan.

– Socorrer: hay que atender en base a nuestra cualificación a los accidentados, para intentar disminuir el riesgo de mayores complicaciones. Si no tenemos conocimientos que puedan ayudar, hay que intentar hablar y tranquilizar a la víctima para evitar que quede inconsciente. Así como inclinarle la cabeza hacia atrás ligeramente, con el fin de abrir un poco las vías respiratorias y ayudarle a respirar adecuadamente.

Otras indicaciones

Algunas otras indicaciones a seguir que no requieren de cualificaron especializada y que pueden ayudar enormemente son:

– Si es un motorista, no quitarle el casco.

– No dar agua a una persona inconsciente.

– Evitar que el herido pierda el calor corporal.

– No mover al herido a menos que sea totalmente necesario, por ejemplo en caso de incendio en el vehículo o cualquier otro riesgo instantáneo.

– No dejar solo al accidentado